domingo, 22 de enero de 2017

La plática que nunca se dio.


Mira querido Donald, como Presidente de una gran nación llamada México, no primer ministro, te traigo a regalar esta enciclopedia: La gran Historia de México ilustrada, libros de Alfonso Reyes, Miguel de León Portilla, Octavio Paz y otros, para que conozcas un poco más nuestra gran cultura.



Antes de que me trates de hablar de tus odios y demás planes hacia mi país, dejame puntualizar algunas cosas:



  1. La globalización no la inventamos nosotros, simplemente como gobierno fuimos cómplices de ustedes para imponerla en México
  2. Todas las empresas extranjeras que operan en nuestro país, sin excepción, se llevan las ganancias de su actividad a sus respectivos países, dejando sólo contaminación y bajos salarios en el nuestro.
  3. Canadá, México y EUA somos socios comerciales, y del cuál los tres deberíamos haber sido beneficiados, en la competencia contra otros bloques comerciales, como el europeo o el asiático. Se supone que la finalidad del TLCAN es la prosperidad de los pueblos que formamos esta sociedad, en una América del Norte fuerte y exitosa. Tú como empresario deberías de saber que la unión hace la fuerza.
  4. La migración humana siempre va de los países pobres y en guerra hacia los países ricos y en paz, buscando un mejor futuro para la gente. Por tanto, si no deseas más migrantes en tu país, ayuda a que el resto de los países de América progresen y generen su propia riqueza, en vez de estarlos saqueando sistemáticamente. Un Muro no los va a detener.
  5. Veo que no hay mucho interés en parar la gran adicción a las drogas en tu pueblo, pero al mio le perjudica enormemente por la violencia que genera, deberás detener este consumo para que disminuya así la oferta, y éste gran problema de interés mutuo disminuya.
  6. Hay muchos otros aspectos de nuestra relación de vecinos, que para fortuna o desgracia, somos. Y te propongo que los vayamos resolviendo en un clima de respeto y cordialidad.



Finalmente, te invito a considerar cuidadosamente lo que humildemente te he dicho para llevar la fiesta en Paz. Si tú quieres pelearte con los Árabes, Orientales, Africanos o Europeos, es tu asunto, pero no quieras pelear con tu vecino que debiera ser un gran aliado tuyo. Y VIVA MÉXICO.

No hay comentarios: